Artículo | 07/13/2021 11:45:05

El aumento de la concienciación y las regulaciones relacionadas con el clima crean oportunidades para la construcción con madera

En Dinamarca solo el 8% de los edificios están hechos de madera. Esto es algo comprensible en un país con pocos bosques y mucho material adecuado para la producción de hormigón. Ahora que el país busca todas las formas posibles de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas para 2030, la construcción con madera comienza a destacar como parte de la solución.

En marzo de 2021, Dinamarca acordó una estrategia nacional para la construcción sostenible. En 2023 se fijarán los requisitos de CO2 para los nuevos edificios de más de 1000 m2 y, a partir de 2025, se habrán fijado los requisitos para todas las nuevas construcciones. Otros países seguirán los pasos de Dinamarca. ¿Qué medidas deberían, o podrían, tomar las empresas del sector maderero para asegurarse de aprovechar esta oportunidad?

"El sector de la construcción es responsable del 40% de las emisiones mundiales de CO2. El potencial de la construcción con madera a la hora de mitigar el cambio climático es enorme. La construcción con madera puede significar un 70% menos de emisiones de CO2 que la construcción con hormigón y tejas. Naturalmente, hay variaciones en el impacto climático según las diferentes soluciones con madera”, explica Martin Tholstrup, presidente de la asociación danesa para la construcción con madera (Træ i Byggeriet).

Esta asociación ha sido fundada por 30 de las empresas danesas de construcción con madera más importantes a fin de promover los beneficios de la construcción con este material y de proporcionar información para que se tomen decisiones en esta dirección. Muchos de los problemas a los que se enfrenta la construcción con madera en Europa y en el mundo tienen que ver con la falta de información. Hay una falta de conciencia en las esferas pública y política y en el sistema educativo.

 

ply-denmark-wood-building-Martin-Tholstrup.jpg

Martin Tholstrup

 

Para luchar contra esto, la asociación ha contribuido con cuatro propuestas adicionales a la estrategia nacional de Dinamarca: crear un impuesto para los materiales de construcción por el efecto invernadero, introducir la construcción con madera en el currículo de todas las formaciones relacionadas con la construcción, establecer requisitos de seguridad uniformes para los materiales de construcción y demandar construcciones sostenibles en las licitaciones públicas.

"Lo que está suponiendo un revulsivo en Dinamarca es fomentar que los políticos obtengan información ambiental precisa sobre la construcción con madera. Nuestra primera meta es ayudar a alcanzar el objetivo nacional de reducción de CO2 para 2030 gracias el aumento de la construcción con madera del 8 al 20%", afirma Tholstrup.

Desarrollo de productos innovadores y datos de sostenibilidad transparentes

Algunos de los elementos clave para afrontar con éxito el desafío del cambio climático son contar con información sobre sostenibilidad precisa y transparente, y el desarrollo de productos innovadores.

El propio Tholstrup es Consejero Delegado de Taasinge Elementer, una empresa danesa que proporciona estructuras de madera prefabricadas, como elementos de tejados y fachadas, para el sector de la construcción. La empresa, que se especializa en edificios municipales y grandes proyectos de construcción, es conocida por ofrecer soluciones inteligentes e innovadoras que garantizan un flujo de los procesos óptimo en la construcción de edificios.

UPM Plywood es uno de los proveedores de la empresa.

"Todos debemos mejorar la documentación sobre sostenibilidad de nuestros productos y los datos de sostenibilidad en general, y hacer que esa información sea de dominio público. Muchas empresas no divulgan esos datos. Sin embargo, UPM Plywood es un socio altamente profesional e indudablemente un pionero en este aspecto. Los datos deben ser transparentes, ya que, por ejemplo, en Taasinge Elementer combinamos muchos materiales diferentes en los elementos prefabricados".

La rehabilitación de edificios: otra oportunidad contra el cambio climático

El nuevo acuerdo en Dinamarca sobre la transformación verde en la construcción se centra principalmente en la nueva construcción, pero la madera también puede ayudar al medioambiente cuando se utiliza en edificios de hormigón y tejas una vez rehabilitados.

“Durante los últimos 20 años, nuestra empresa ha hecho muchas rehabilitaciones con madera en edificios de hormigón altos construidos en los años 60 y 70. Este es un mercado enorme. Además, la rehabilitación de edificios es más rápida, más barata y más sostenible que la construcción nueva, y ofrece una gran oportunidad para alcanzar el objetivo de emisiones de CO2”.

"La producción de cemento es responsable del 5% de las emisiones anuales de carbono a nivel mundial. El transporte marítimo y la aviación son responsables del 2%. Todo el mundo conoce el impacto positivo que tiene no volar, pero no muchas personas son conscientes del grado de sostenibilidad de los edificios que diseñan, encargan o utilizan. Yo tengo tres hijos y quiero dejarles un mundo que sea lo mejor posible para ellos. Si el cemento se pudiera producir de una manera más respetuosa con el medioambiente me parecería perfecto", subraya el ejecutivo.

Taasinge elementer es el principal fabricante danés de elementos prefabricados con estructuras de madera para tejados y fachadas para la industria de la construcción. La empresa ocupa una posición única en el mercado de los prefabricados de alta calidad, donde la clave es el conocimiento de los materiales y ofrecer productos específicos para cada cliente, que incluyen elementos planos como fachadas, tejados y plataformas para terrazas. Taasinge Elementer dispone actualmente de tres unidades de producción en Dinamarca, dos en Noruega y una en Letonia, siendo el sector de la construcción su principal cliente.

 

 

La estrategia nacional en Dinamarca (en danés)